El marisco de calidad y una botella de buen vino blanco, en una potente imagen nada convencional, me sirvió para felicitar las Navidades del año 2015 de manera algo diferente. Fue creado con el programa Adobe Illustrator y enviado por correo electrónico a clientes, proveedores y amigos del estudio de diseño gráfico e ilustración Proyecto Limón con motivo de las fiestas de Navidad y de Año Nuevo.
El contexto urbano, una noche despejada en el casco viejo de una pequeña capital de provincia, muestra una narración alejada del tópico de nieve y arbolitos nórdicos omnipresentes. Tampoco resulta habitual encontrarse con un pulpo en este tipo de felicitaciones. Con este singular animal se representaría perfectamente la deslocalización del que viaja así como la del que regresa en fechas señaladas. Además, el paisaje tradicional y las referencias locales nos aproximan a una situación con la que, por inverosímil que parezca, es más fácil identificarse que con los paisajes de la lejana Laponia. La tipografía suplanta al alumbrado ornamental.
A pesar de que el entorno elegido representa una localización concreta, la Plaza de la Leña de Pontevedra (Galicia), prescindí de referencias demasiado claras, como el crucero originario de Caldas de Reis y que desde 1941 la preside. Esto es así con el fin de deslocalizar razonablemente el mensaje.
Una adaptación nocturna y navideña de una divertida (aunque fallida) propuesta anterior para la famosa Bienal Internacional de Cartelismo Terras Gauda - Concurso Francisco Mantecón. Un importante concurso de carteles promovido por una bodega gallega.

You may also like

Back to Top